dijous, 24 de desembre de 2009

"CIU LLAMA INCOHERENTE AL PSC POR DEFENDER AHORA A LOS TOROS"

Extret avui de la Gaceta, del grup Intereconomía:

Los socialistas catalanes cierran filas contra la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que, avalada por 180.000 firmas, pretende abolir los toros en el Principado. Hasta el pasado día 19, cuando el Parlamento catalán votó la admisión a trámite de la ILP, el PSC simulo tolerancia, asegurando que no impondría disciplina de voto y exigiendo que el voto de los diputados regionales fuera secreto. Pero los 37 diputados socialistas votaron contra la ILP y, para dejar clara su orientación, el PSC tuvo como invitada en la tribuna de público a Rosa Gil, presidenta de la Plataforma para la Promoción y Difusión de la Fiesta.

Seguro de que no habrá fugas, el portavoz del PSC, Miquel Iceta, declaró el lunes que su grupo ya no exigirá votación secreta cuando el Parlament debata el contenido de la ILP ya admitida a trámite, porque “hay que mojarse”: El PSC no duda del voto protaurino de los diputados socialistas y quiere dejar en evidencia a los diputados antitaurinos de otros partidos.

Un capote de Prisa

El País tendió ayer un capote para hacer digestible el giro protaurino del PSC, asegurando que los socialistas apoyarían una ley que no aboliera los toros en Cataluña, sino que por ejemplo prohibiera su muerte en el ruedo. Los responsables de prensa del PSC desmintieron este punto a LA GACETA, asegurando que las declaraciones de Iceta no suponen ninguna novedad, y que el PSC está “por el debate”, pero no quiere “prohibir cosas sólo porque haya gente a la que no le guste”. Supuestamente, este amor a la tolerancia hizo que votaran contra la ILP.

Liberalismo fingido

Desde CiU, se critica como “inaudito” lo que ven como liberalismo fingido. Josep Rull, responsable de este punto en la coalición catalanista, declaró a La Gaceta que confía en que el PSC “vuelva a permitir la libertad de voto y se mantenga el secreto de la votación que el PSC impuso. Nosotros siempre hemos dado libertad de conciencia, porque es algo que no llevábamos en nuestro programa y en nuestro partido hay diversidad” de opiniones al respecto.

“Deseamos que se aclaren”, continuó el diputado de CiU en el Parlament “porque el PSC no es un partido cualquiera, irrelevante, sino el partido del presidente de la Generalitat, y no puede improvisar”.

Aunque el PSC no ha impulsado propiamente la ILP, Rull asegura que “ha defendido la libertad de voto y el voto secreto para apoyar a los antitaurinos. Ahora simulan ser antiprohibicionistas. Deberían decir por qué, ya que no es porque sean un partido liberal al que le molesten las prohibiciones. El PSC es un partido marcadamente prohibicionista, y se ha mostrado dispuesto a prohibir cosas porque molestan a algunos. Así ha prohibido la barra libre y el consumo de alcohol en determinadas circunstancias”.

“Con la Ley de Protección de Animales se prohibieron otras muchas cosas”, concluye Josep Rull, “de modo que si defienden los toros deberán decir si es porque lo consideran un exponente cultural, y no por tolerancia. Ahora sería inaudito que cambiasen su postura sobre la ILP. Este cambio no es coherente, es una cortina de humo”.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada